Buscar
  • Lilianne Frontado

¿Cómo crear un Concepto de Diseño como todo un diseñador de interiores?

Actualizado: abr 6


No te olvides de esto: Un Concepto de Diseño es la herramienta más útil de cualquier decorador.

Permite visualizar, de manera general, la dirección que va tomando un proyecto de diseño y, gracias a él, se podrán hacer los ajustes necesarios para definir la propuesta final sin tener que editar todo el proyecto.


Sin duda es la esencia de cualquier proceso creativo ya que es la transición entre las ideas iniciales y el diseño final.


Y desde mi punto de vista (y estoy segura que muchos diseñadores estarán de acuerdo conmigo), la ventaja más importante de realizar un concepto de diseño para tu proyecto decorativo es que vas a ahorrar muchísimo tiempo en la toma de decisiones de cuál va a ser el mobiliario, cuál va a ser la paleta de colores, etc. y por último, y no menos importante, evitarás gastos de dinero en compras equivocadas.


En una oración, el Concepto de Diseño es la guía de cualquier decorador.






¿Qué es un Concepto de Diseño (o Moodboard)?


Básicamente un Concepto de Diseño es un collage de elementos que inspiran a un diseñador, mediante el cual puede expresar visualmente sus ideas para un determinado proyecto.


Y como una imagen vale más que mil palabras, te invito a que lo veas de la siguiente manera: el concepto de diseño viene siendo una fotografía de lo que está en la cabeza de cada diseñador.


La importancia de usar esta herramienta tan increíble radica en la posibilidad de poder mostrarle al cliente el recorrido mental del proceso de diseño en el que estamos trabajando antes de tomar cualquier decisión definitiva.


Nos pasa mucho a los diseñadores, sobretodo en los inicios de nuestra práctica, que pasamos horas diseñando y creando y cuando llega el momento de presentar la propuesta al cliente este responde con un aniquilador “mmmm, esa no era la idea que tenía en mi cabeza.”


¿Qué te parece? … Horrible, ¿no?


Entonces, para evitar esta experiencia tan frustrante, recurrimos a los Moodboards con la finalidad de ir mostrando el paso a paso de todas las ideas que están pasando por nuestra mente, y así permitimos que nuestros clientes formen parte del proceso de diseño.


Y lo más importante de todo: no perdemos TIEMPO ya que no tenemos que editar nuestro proyecto final repetidas veces por no haber mostrado nuestro recorrido creativo desglosadamente.


Y aunque tu cliente seas tu mismo, te recomiendo que de igual forma uses esta potente herramienta de visualización ya que será tu mejor guía y evitará que pierdas tiempo y dinero.


Por otra parte...


¿Que contiene un Concepto de Diseño?


Esto va a depender de la industria en la que te encuentres.


Por ejemplo, un moodboard de un diseñador web se va a enfocar más en la paleta de colores, tipografías y layout de la página web, mientras que un moodboard de un diseñador de modas se va a enfocar más en el tipo de telas, tendencias, apliques y colores.



Moodboard de Diseño Web (fuente: google)


Moodboard de diseño de modas (fuente: google)


Pero básicamente, un Concepto de Diseño debe contener imágenes de inspiración, posible paleta de colores, texturas, materiales, formas, estilos, etc. Todo aquello que permita entender, de forma visual, qué es lo que se te está ocurriendo y hacia dónde quieres ir con tu propuesta de diseño.


Ahora vamos a enfocarnos en la decoración ya que es nuestro propósito con este artículo …



¿Qué debe contener un Concepto de Diseño de un diseñador de interiores?


Si estás trabajando en un proyecto de decoración, tu Concepto de Diseño debe incluir lo siguiente:


  • Imágenes de Inspiración que muestren ideas de lo que quieres lograr en el espacio.

  • Plano de planta con distribución de mobiliario (opcional, lo más común es incluirlo en el concepto de diseño definitivo)

  • Paleta de Colores

  • Muestras de Materiales de Revestimiento (pintura, papel tapiz, telas, etc.)

  • Imágenes de Mobiliario propuesto

  • Imágenes de Accesorios decorativos propuestos

  • Título del Proyecto y nombre del cliente.


Moodboard de Diseño de Interior ( fuente: google)


¿Cuál software o programa se recomienda usar para realizar un Concepto de Diseño?.. ah, ¡y gratis!


Anteriormente los moodboards se hacían a mano. Se recolectaban muestras físicas de materiales, colores, dibujos y fotografías de aquello relacionado a lo que se quería proponer y se presentaba al cliente en forma de collage sobre una cartulina o cartelera.


Inclusive hoy en día algunos estudios de diseño todavía practican esta forma de presentar conceptos de diseños; sin embargo no es lo más común porque además, gracias a la globalización, los clientes están en todas partes del mundo lo que dificulta la entrega de conceptos de diseño físicos envés de digitales.


Además gracias a la tecnología se han desarrollado programas y aplicaciones que hacen de esta tarea algo muchísimo más sencillo y divertido que antes.


Hoy en día se hace un moodboard en un dos por tres sin incurrir en costos de materiales ya que todo lo que se presenta viene siendo digital.


A continuación te propongo herramientas digitales que te van a ayudar para preparar un Concepto de Diseño de morir. ¡Y te advierto que NO necesitas ser una persona tecnológica para usarlas!


MILANOTE.COM


Sin duda Milanote es mi herramienta preferida para crear Conceptos de Diseños o Moodboards.


Esta herramienta está compuesta por una interfaz súper fácil de usar en donde arrastras y sueltas lo que necesites. Puedes incluir imágenes, videos, links, archivos, notas y más en un lienzo digital infinito.


También puedes organizar tus moodboards como prefieras usando líneas, flechas y espacios en blanco, y además puedes mover fácilmente todo al lugar que quieras dentro de tu lienzo de trabajo.


Es como trabajar en tu propio corcho o cartelera.


Lo interesante de esta herramienta es que puedes compartir tus trabajos con tus empleados o con tus clientes, y ellos pueden participar añadiendo notas y comentarios como respuestas y feedback.


Por otra parte, cada vez que incluyas una imagen que encontraste en Internet (por ejemplo en Pinterest) o la imagen de una pieza de mobiliario de “x” tienda, la aplicación guarda el link de origen permitiéndote recordar fácilmente de dónde sacaste la imagen.


Esto es súper útil ya que muchas veces no nos recordamos a que tienda pertenecía la famosa poltrona que incluimos en nuestro diseño, y nos pasamos horas tratando de recordar la tienda en la que la encontramos.


… y lo mejor de todo esta aplicación ¡es gratuita!


GOOGLE SLIDES


Esta es otra herramienta súper sencilla de usar y que prácticamente todo el mundo tiene y conoce. (Si no manejas Google Slides puedes sustituirla por Power Point)


Por ser un programa exclusivamente para crear presentaciones, resulta útil para crear conceptos de diseños porque te permite insertar imágenes, formas y texto, en el orden que quieras; con eso es más que suficiente para crear un moodboard.


Además te permite crear tus plantillas pre-determinadas para que no tengas que inventar una nueva cada vez que empiezas un proyecto.


La desventaja que veo con respecto a Milanote es que no es tan versátil al momento de compartir tus ideas con tu cliente o con tus empleados. En el caso de Google Slides debes enviarle un link a tu cliente con la presentación o puedes optar por enviarla en formato PDF; sin embargo éste no podrá comentar de una manera tan sencilla como podría hacerlo en Milanote.


Pienso que sus comentarios estarían incluidos en la respuesta al correo que previamente enviaste con el link de la presentación. (mmm...no tan práctico, pero es una opción)


Por otra parte incluir y mover las imágenes y los textos en Google Slides o Power Point es un poquito más engorroso que con Milanote, pero tampoco es gran cosa.


Sin embargo, Google Slides o Power Point es muy fácil de usar y sirve muy bien para crear Conceptos de Diseños, layouts y plantillas predeterminadas.


Debo mencionarlo….


...Existen otras herramientas, muy buenas para crear moodboards, pero no son gratis. Estas serían Photoshop y SampleBoard.


Aún así, teniendo y sabiendo usar Photoshop, te recomiendo mil veces Milanote para crear un Concepto de Diseño. Como te dije anteriormente, es muy fácil y ¡es mi preferida!



¿Cómo hacer un Concepto de Diseño para un proyecto de decoración?


Antes de comenzar a crear tu Concepto de Diseño, debes tener claros dos puntos:


  • Cual es tu estilo decorativo (o el de tu cliente).

Si no lo conoces haz click en la imagen y te redireccionará a nuestro divertido Quiz Pic & Deco.


Conoce las razones por las cuales identificar tu estilo decorativo es esencial para decorar en mi artículo del blog.


  • En qué te inspiras para tu proyecto decorativo.

Si no sabes cómo conseguir inspiración para tu proyecto, aquí te dejo una breve guía de cómo hacerlo.


Al conocer tu estilo decorativo podrás entonces buscar la inspiración adecuada para tu proyecto de decoración, y al conseguir toda la inspiración que necesitas podrás definir:


  1. Los materiales que vas a usar en tu proyecto decorativo

  2. Los colores que incorporarás en tu paleta

  3. Hacia qué tipo de mobiliario te inclinas

  4. Cuál es el tipo de accesorios y detalles decorativos que usarás

  5. Cuál será la sensación de tu ambiente: formal, casual o relajado.

  6. El tipo de estampados a usar.


Reúne aproximadamente 5 imágenes de inspiración y usa nuestro manual gratuito en donde te explico a detalle cómo analizar los 6 puntos que te mencioné anteriormente.


Una vez definidas estas 6 variables comenzamos a crear el Concepto de diseño de la siguiente manera:


Escoge un formato o plantilla de presentación:


Puedes optar por hacer un collage de todas las imágenes e ideas que quieres incluir, o usar una plantilla mejor diagramada. Sin duda te recomiendo esta última opción porque el cliente podrá visualizar de forma más ordenada y coherente todas tus ideas.

Aquí te muestro dos moodboards, uno realizado en forma de collage y el otro realizado a través de una plantilla. (Probablemente encuentres más fácil de entender el segundo moodboard ¿no?).


Organiza tu plantilla


Divide la plantilla en espacios suficientes para incluir:


  • El título del proyecto

  • 1 o 2 imágenes de inspiración que vayan acorde a lo que buscas para tu proyecto

  • Imágenes representativas de los materiales propuestos en tu diseño

  • Imágenes del tipo de mobiliario que sugieres para el espacio

  • La paleta de colores

  • El tipo de accesorios (cojines, adornos, lámparas, etc.) que quieres agregar en tu composición



Edita tu Concepto de Diseño


Es muy probable que la sensación que buscas proyectar a través de tu moodboard no sea del todo exacta a la quieres al momento de terminar tu primer concepto de diseño.


Por eso esta herramienta es tan valiosa, porque te permite ver de forma adelantada hacia donde está yendo tu proyecto y, a su vez, podrás hacer las correcciones necesarias para lograr tu cometido.


Puede pasarte que al ver la idea general de lo que quieres proponerle a tu cliente (o a ti mismo) a través del moodboard, te des cuenta que esa alfombra que sugeriste no es la mejor ya que no va del todo con el estilo decorativo que buscas, por ejemplo.


O capaz notes que falta un poco más de color en la composición y decidas cambiar los cojines neutros que habías escogidos por unos más coloridos.


¡No te preocupes que es muy normal! La edición es una parte natural de cualquier proceso creativo.


Sin embargo, otras veces no se trata de cambiar alguna pieza o idea que tenías en mente; quizá lo que no te cuadra tiene que ver más con la diagramación y la escogencia de imágenes que con las ideas propuestas per se.


Por ejemplo, a veces con cambiar la imagen de alguna pieza de mobiliario que hayamos incluido en nuestro moodboard por otra de la misma pieza pero con el fondo blanco es la solución.


Muchas veces las añadiduras de color en los fondos de las imágenes puede alterar la sensación general de nuestro concepto.


Otras veces con alternar el orden de los ítems, puedes expresar mejor el “feeling” de aquello que quieres.


Así que dedica tiempo en analizar la sensación que tu concepto de diseño está generando.


Revísalo un par veces durante un día, y luego realizas el mismo ejercicio al día siguiente para asegurar que tu diseño está tomando la dirección correcta.


Tu Concepto de Diseño está listo para compartirlo


Ahora que ya editaste y ajustaste todos los detalles de tu Concepto de Diseño y sientes que efectivamente expresa la sensación que quieres transmitirle a tu cliente con respecto a su espacio, es momento de compartirlo con el.


Si trabajaste en Power Point, Google Slides, Photoshop o cualquier otro programa de diseño, te recomiendo que guardes una copia en formato PDF o JPG para enviarla a tu cliente. Conserva el archivo original y editable para futuros cambios o para tu propio control.


Si trabajaste en Milanote, comparte el tablero vía email a través del link que arroja el sistema y ¡voilá!


¡Estoy segura que con estos datos que compartí en este artículo vas a crear un Concepto de Diseño de película en el cual se van a expresar tus ideas claramente!



Dato importante: Tener plano de planta del espacio a decorar te va a ayudar a definir con exactitud el mobiliario que vas a proponer.


¿No sabes como hacer un plano de planta? ¡Es muy sencillo! con este video te enseño cómo hacerlo.


El Concepto de Diseño tiene varias etapas; parte desde las ideas iniciales del diseñador y va mutando con la retroalimentación del cliente hasta que se definan los elementos que van a componer el diseño final.


En el caso de la decoración, al principio, el moodboard le va a dar una idea al cliente del tipo de mobiliario que se va a usar, junto con la paleta de materiales y colores, y el tipo de accesorios que se está buscando.


Pero una vez que tu cliente apruebe la dirección que estás tomando, debes realizar un plano de planta para saber con exactitud el mobiliario que vas a escoger dependiendo de las medidas del espacio.


Por ejemplo, puedes tener en mente colocar en un family room un sofá seccional de terciopelo azul marino, y en efecto, colocaste una imagen de dicho sofá en tu moodboard para presentarlo a tu cliente y darle a entender que ese es el tipo de sofá que visualizas en esa área.


Pero una vez que tengas contigo las medidas del espacio (a través del plano de planta) es que sabrás exactamente cuál es el sofá seccional de terciopelo azul marino que vas a colocar.

Sabiendo esto, entonces procedes a cambiar la imagen original del sofá planteado en tu primer concepto de diseño, por la imagen del sofá definitivo.


Muchos diseñadores contamos con las medidas del espacio antes de realizar el concepto de diseño y lo usamos a nuestro favor para saltarnos este paso e ir directo a una propuesta más precisa.


Pero con esto quiero mostrarte que sin las medidas del espacio puedes realizar, de igual forma, tu concepto de diseño y posteriormente podrás ir ajustándolo.


Sin embargo, eventualmente deberás realizar un plano de planta del área a diseñar para saber con exactitud las piezas de mobiliario que vas a incorporar.



EN RESUMEN:


Todo diseñador ha experimentado en algún punto problemas de comunicación con algún cliente, es por eso que un Concepto de Diseño es la mejor herramienta de visualización que un diseñador tiene bajo la manga para expresar las ideas iniciales de su proceso de diseño.


A través del concepto de diseño (o moodboard en inglés), un diseñador de interiores presentará a su cliente su inspiración, la paleta de colores, materiales, texturas, el mobiliario y los accesorios que piensa proponer en su proyecto decorativo.


Hoy en día se usan herramientas digitales, tales como Milanote, Power Point, Photoshop etc. para crear estos maravillosos conceptos de diseño de una forma rápida y divertida.


¿Qué necesitarás hacer para crear un moodboard?


  1. Debes conocer tu estilo decorativo (o el de tu cliente). Puedes hacer nuestro divertido Quiz Pic & Deco para saberlo.

  2. Debes conseguir imágenes de inspiración para tu proyecto. Si no sabes cómo buscar inspiración para tu proyecto consulta esta guía.

  3. Analiza las imágenes de inspiración seleccionadas para encontrar los puntos en común con respecto a la paleta de colores, los materiales de revestimiento, el tipo de mobiliario, el tipo de accesorios decorativo, el estilo del ambiente y la inclinación hacia los estampados. Usa nuestro manual gratuito para realizar un análisis rápido de tus imágenes de inspiración.

  4. Escoge una plantilla para presentar tu Concepto de Diseño. Descarga gratis nuestras plantillas en Photoshop y Google Slides.

  5. Organiza tu plantilla y dedícale un espacio a las imágenes de inspiración, a la paleta de colores, a las imágenes de los muebles y los accesorios, y las representaciones de los materiales.

  6. Edita tu concepto de diseño hasta dar en el clavo con la sensación que quieres transmitir

  7. Envía el moodboard a tu cliente.


Como puedes ver, es un proceso rápido y divertido que será tu mejor guía para llevar a cabo tu proyecto decorativo.


Cuéntame, ¿has hecho un Concepto de Diseño para decorar algún espacio de tu casa? Me encantaría conocer tu experiencia.




0 vistas
  • White Pinterest Icon
  • White Instagram Icon

© 2023 by Pic & Deco